• MONITOR

Preocupa incidencia mortal  en el sur por el alcoholismo



**Este vicio se extiende en la región y atrapa cada vez a mas mujeres y niños

Tejupilco, EdoMéx.- Integrantes de la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos ven un panorama desolado en la región sur del estado de México, “el alcohol esta ganándonos la batalla”, señalan con pesadumbre al explicar los múltiples esfuerzos que realizan para llevar el mensaje y poder salvar vidas, sin embargo reconocen que no han logrado frenar la incidencia, por el contrario, cada vez mas jóvenes son atrapados por esta enfermedad progresiva y mortal.

Aunque carecen de una estadística regional, por su labor de concientización realizada cada día en diferentes comunidades y pueblos sureños, denunciaron que se encuentran con historias y problemas familiares y de salud muy graves, sólo en Luvianos se reportan dos muertes recientes de jovencitos, quienes alcoholizados manejaban a gran velocidad sus motocicletas y fallecieron por fuerte impacto.

Tienen también registrados en lo que va del 2016 al menos una docena de personas muertas en este municipio a causa de ingerir mas vino del que su cuerpo pudo procesar, fueron victimas de una congestión alcohólica severa, “envinados”, dicen, lamentablemente no hay manera de obtener una estadística fidedigna, pues en el sector salud cuando llegan así los desintoxican y los devuelven a su casa, sin un arma efectiva para defenderse y evitar la recaída, no obstante, en su caso doble A tiene la capacidad de recopilan datos con los grupos de esta organización creados en diferentes comunidades para apoyar a quienes desean dejar de beber.

Un asunto más de preocupación es observar como aumenta la cifra de mujeres adictas al alcohol y también la disminución de edad en que empiezan a beber, 10 y 12 años actualmente en esta zona de la entidad. Adolescentes de todos los sectores sociales, quienes en su afán de imitar o la idea errónea de ser “aceptados socialmente”, empiezan por tomar cerveza incluso ante la complacencia de los padres.

El alcoholismo es un problema de salud muy grave, y ocasiona muchos mas problemas sociales, sobre todo en las comunidades rurales, por ello esta agrupación de Alcohólicos Anónimos promueve entre grupos de profesionistas y autoridades una alianza para llevar el mensaje, por ejemplo con el Juez de Paz de Luvianos han dejado un directorio, para que en caso de ser necesario puedan canalizar a personas interesadas en resolver su adicción al alcohol.

Intensifican sus recorridos en las comunidades y sus platicas en escuelas, hospitales, clínicas, pero no es suficiente, en su labor de concientización encuentran historias muy tristes, son cientos de niños y niñas huérfanos, viudas, familias desintegradas, sumidas en la miseria y en la tragedia, debido a que el alcoholismo genera graves problemas de salud y violencia intrafamiliar, esto es causa también de un deterioro económico en los hogares, pues el proveedor se dedica a gastar el poco dinero que gana en vino, en caso extremos se acostumbra beber café con alcohol de caña puro, es decir el que contienen esas botellitas que venden en la farmacia.

Los integrantes de la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos recorren puntos estratégicos en la región para establecer alianzas y esperan bajar un poco la incidencia de este vicio cuyas consecuencias son funestas y alcanzan todos los niveles y sectores de la sociedad, no obstante, deben redoblarse los esfuerzos, pues son pocos grupos y hay municipios donde no se ha alcanzado la meta de conformar ninguno, como es el caso de Zacazonapan, donde asimismo el alcoholismo es un fenómeno cotidiano, en San Simón de Guerrero apenas han tenido la oportunidd de sostener un grupo, Tlatlaya solo tienen seis, en Amatepec existen 16, Tejupilco cuenta 35 grupos de ayuda y Luvianos lleva el mensaje y respaldo mediante 23 espacios de reunión, sin embargo, no son suficientes.

Las bebidas embriagantes en todas su modalidades y calidades continúan atrapando a hombres y mujeres por igual, y aun cuando en México la ingesta de vino por persona es menor al consumo per cápita en Europa, el daño es severo porque las personas suele beber en un sólo día mayores niveles de los que el cuerpo puede procesar. En México la media de consumo por evento es mínimo de 9 copas, suficiente para perder el control e iniciar discusiones, peleas, perder la memoria y sobre todo el control de su voluntad y del vehículo si es que manejan.