• MONITOR

Ofrecen misa en honor de Juan Diego Benítez, asesinado en ataque a Radio Calentana



++A dos años de su muerte la herida sigue abierta

Luvianos, EdoMéx.- A dos años de su muerte, Diego Benítez Benítez fue recordado en una misa, por familiares y amigos, también realizaron pequeño homenaje frente al altar memorial construido en la entrada de lo que fue su hogar, donde también perdió tragicamente la vida y con ello marco un episodio muy singular para el municipio, pues dadas las circunstancias de su deceso se originaron una serie de acciones que colocaron a Luvianos en el escenario nacional por los altos niveles de violencia alcanzados.

Con apenas 11 años de edad Juan Diego Benítez tenía un futuro prometedor, estudiante de secundaria, ya había incursionado en la radio comunitaria fundada por su papá, Indalecio Benítez, participando con entusiasmo en el programa infantil “Los Calentanitos”, era aficionado al futbol, muy estimado por su compañeros quienes igualmente le recuerdan constantemente.

Empezaba el mes de agosto del 2014cuando el luto ensombreció el conocido hogar luvianense donde también está instalada la estación de Radio Calentana, a unos pasos de la presidencia municipal, en donde se mantiene vigilancia permanente con patrullas y polícias estatales desde hace 24 meses,

pues las investigaciones han determinado alto riesgo para la familia, quienes fueron desplazados y reciben protección especial por parte del mecanismo para periodistas y defensores de derechos humanos de la SEGOB, por el ataque de criminales fuertemente armados que irrumpieron en la cabina y en la casa, su meta era apoderarse de los micrófonos para emitir mensajes y amenazas a la población.

La familia había salido a cenar, Indalecio Benítez con su esposa y cuatro de sus hijos viajaban en su pequeño auto, al llegar a su casa y ver a los sujetos armados prosiguió la marcha aunque estos le marcaron el alto, pero ante la evidente amenaza los ignoró, uno de los criminales provocando la muerte de Juan Diego, y aunque las acciones policiacas han permitido el castigo de algunos de los responsables, y se han determinado los motivos de la agresión, esto no disminuye el dolor de la familia por su ausencia.

Un día antes la familia acudió también al “Bosque de los Niños”, un bello paraje en la sierra de Nanchititla donde fue creado un espacio de educación ambiental con el cual honran la memoria del joven luvianense, quien pese a su corta vida dejo muy marcada su presencia en esta población, donde muchos consideran, hay una marcada diferencia entre la situación como estaba el pueblo antes de este trágico ataque del 2 de agosto del 2014 y lo sucedido desde entonces a la fecha.

La radio comunitaria donde Juan Diego Benítez Benítez mantiene homenaje permanente a su memoria, su familia y amigos lo tienen presente en todo momento y ocasión especial, hay un altar afuera de la casa donde vivió, con fotografías de las diferentes etapas de su corta vida, una pequeña fuente, peces de colores y el cariño inalterable de sus padres y hermanos y todos quienes le conocieron.