• MONITOR

Transformar 500 vidas no ha sido fácil, el reto continúa para Silvia Jaramillo

**Desde 2011 ha gestionado gratuitamente operaciones para problemas de la vista





Tejupilco, Méx.- Para Silvia Jaramillo trasformar la vida de 500 personas y así impactar en forma positiva su entorno familiar, no ha sido tarea fácil, ha tenido que sortear cientos de obstáculos y frustraciones, según comenta, sin embargo, el propósito bien vale la pena y le permite ganar la satisfacción de apoyar al prójimo con el apoyo de más personas buenas y comprometidas con la sociedad, además del respaldado de la insignia de la Cruz Roja Mexicana de Tejupilco que preside.

En esta lista de benefactores sobresalen los especialistas del Instituto Visión en el estado de Nuevo León, donde han operado gratuitamente a miles de personas de escasos recursos de todo el país, entre ellas cientos de hombres y mujeres de la región sur del estado, e incluso de municipios cercanos de Guerrero y Michoacán. En esta primera jornada del 2016, serán intervenidos 28 pacientes con cataratas, tres con carnosidad, y realizarán tres trasplantes de membranas,

Los pacientes reciben hospedaje, alimentos y atención medica de primer nivel, por lo cual tampoco pagan, al igual que en el caso de la operación quirúrgica, cuyo costo alcanzaría los 20 mil pesos o mucho más.

Luego de que son valorados por especialistas, y logran llegar a la lista de candidatos a operación, ellos sólo deben pagar sus estudios pre operatorios, para lo cual muchos enfrentan graves problemas debido a la falta de dinero, indicó doña Silvia.

Aún cuando algunos están afiliados al Seguro Popular, la mayoría de las veces les niegan dichos exámenes, el Hospital General de Tejupilco no quiere realizar los exámenes de laboratorio, por lo que, deben hacerlo con particulares.

Otro gran problema al que se enfrentan es el traslado, anteriormente les apoyaban con el autobús en la Cámara de Diputados Local; sin embargo ahora los legisladores no les han querido seguir brindando este apoyo, por lo que ahora, todos los pacientes deben pagar su trasporte.

“Pese a que en esta legislatura no lo hemos logrado, aún tenemos confianza en que para la siguiente jornada sea posible recibir la atención y el respaldo del Diputado Local Antonhy Domínguez o la Diputada Federal Iveth Bernal; pues por no tener para su traslado muchos perderán la oportunidad de recuperar la vista”, apuntó la presidenta de la Cruz Roja en Tejupilco.

La misión inicio en 2011, cuando realizaron la primera campaña, Silvia Jaramillo se dio a la tarea de promover los beneficios del programa altruista del Instituto Visión, uno de los mejores hospitales de Latinoamérica para atender padecimientos y enfermedades de la vista, donde cada año acude un grupo de especialistas procedentes de Estados Unidos, quienes atienden gratuitamente a los pacientes.

Este viernes 29 de julio partieron más de 30 personas de Tlatlaya, Amatepec, Luvianos, Tejupilco y otras provenientes del estado de Guerrero, la mayoría de tercera edad, (70, 80 y más de 90 años); con ellos se llega al medio millar de beneficiados, quienes iniciaron su procedimiento médico para recuperar la vista en la Cruz Roja; se anota en la lista una luvianense de 44 años quien padece cataratas, ella ha requerido apoyo total, madre soltera con de 3, lamentablemente no cuenta con lo más mínimo para su atención.

Como ella muchos otros pacientes llegan en condiciones de pobreza extrema, pero esto no detiene a Silvia Jaramillo Villa quien ha tocado infinidad de puertas, desgraciadamente nos comenta, hay mucha indiferencia hacia el dolor ajeno, y pese a los resultados y las historias de vida de quienes han recuperado su vista, la comunidad en su mayoría se niegan a colaborar con sus donativos, pese a ser deducibles de impuestos.

Aún con todo en contra, Silvia Jaramillo busca como ayudar a estas personas, le apoyan los voluntarios y personal de la Cruz Roja Tejupilco, hay también empresarios, gente de buena fe, quienes con lo poco que pueden, apoyan para llevar a los pacientes hasta Montemorelos Nuevo León, donde les cambiaran la vida, devolviéndoles la luz y con ello la alegría de vivir y la autosuficiencia.