• MONITOR

Luvianos sin cronista municipal



**Hallazgos históricos de Luvianos atrapados en un libro

**Urge difundir los indicios de su pasado glorioso y relevante

Luvianos, Méx.- Aunque este municipio de tierra caliente tiene pocos años de haberse constituido como tal (2002), su historia se remonta a muchos siglos atrás, anotándose episodios de trascendencia nacional y con nombres ilustres en diferentes etapas; lamentablemente no se han logrado mantener un rumbo claro en la construcción de su monografía municipal.

El actual ayuntamiento aún no ha designado un cronista oficial, anteriores administraciones han sido inconsistentes con esta designación, y de los ocho alcaldes luvianenses, (el primero provisional, cinco constitucionales y dos por ministerio de Ley) sólo uno, Francisco Arce Ugarte, se preocupó por atender este aspecto de nutrir la identidad municipal y fomentar las investigaciones en torno al pasado de Luvianos, editándose durante su gestión la primer monografía municipal.

Lamentablemente este valioso documento elaborado por la historiadora Graciela Santana Benhumea en el 2009, titulado “Luvianos, tierra con encanto” se convirtió en un libro exclusivo de colección, pues no hay registro oficial del mismo, aunque se entregó como parte del patrimonio cultural, pero en el sitio web del ayuntamiento actual y los anteriores se anotan escuetos datos monográficos sobre el actual municipio, obtenidos de la antigua monografía municipal de Tejupilco, demarcación a la cual pertenecía este territorio.

La reseña histórica sobre el pasado de Luvianos apenas ocupa 7 líneas en la página oficial del ayuntamiento, mientras los relevantes hallazgos históricos encontrados por la investigadora Graciela Santana se quedaron atrapados en ese libro realizado con el apoyo de especialistas destacados y comprometidos luvianenses como Indalecio Benítez y el cronista de entonces Israel Hernández.

El entusiasta equipo recorrido palmo a palmo el territorio municipal, mientras los especialistas se dedicaron a buscar en archivos nacionales y del extranjero el origen de los primeros pobladores, encontrándose algunos orígenes desde la época colonial; realizaron además múltiples entrevistas a personalidades de diversas comunidades luvianenses, esto permitió crear un “documento vivo”, según consideración de la escritora.

Sin embargo por el limitado tiraje de apenas 500 ejemplares, estas revelaciones sobre las raíces de Luvianos, donde se mezclan los datos históricos y los testimonios de pobladores actuales, han quedado rezagados y sin difusión apropiada; tampoco hay indicios por parte de las autoridades para proseguir con la investigación histórica de este lugar donde aún hay muchos secretos por revelar, para demostrar un pasado glorioso y varios linajes conservados hasta nuestros días, los cuales constituyen el mejor elemento para fortalecer la identidad municipal.