• MONITOR

Campesinos contentos, ganaderos preocupados



**Las milpas han logrado salvarse en Luvianos, donde está controlado el “gusano cogollero”

Luvianos, EdoMéx.- Buenas cosechas se pronostican en el sur del estado, donde los agricultores han logrado salvar sus siembras de los embates meteorológicos, abundantes lluvias, el granizo y plagas como el “gusano cogollero”; esta habilidad y destreza de los campesinos, los mantienen optimistas hasta el momento, pues observan el crecimiento de las milpas y otros sembradíos.

Caso contrario con los ganaderos sureños, quienes están preocupados por algunas enfermedades y padecimientos poco comunes entre las vacas, y aun cuando se consideran casos aislados y son pocas las muertes de ganado registradas, aún están en espera de apoyo profesional para determinar las bajas, pues algunos consideran que puede ser anaplasmosis (enfermedad infecciosa común de los bovinos), misma que pudo se importada con el ganado proveniente de otras entidades.

Otra causa puede ser también infección por una bacteria, quizás la Clostridium, sobre esto nos explica Eduardo González Hernández, quien surte de medicamentos e insumos a varios agro productores de Luvianos, y desde su tienda y farmacia veterinaria logra conocer el panorama de cada ciclo agrícola, o los problemas en la producción ganadera local, como ahora cuando no pueden determinar con exactitud las causas de esas vacas muertas, pues no hay análisis de laboratorio, no han tenido oportunidad de llevar muestras para analizar.

Esto, dijo, representa un problema de sanidad animal que debe recibir atención inmediata, los ganaderos a través de sus asociaciones están solicitando apoyos a instituciones y autoridades diversas, lo mismo hacen los campesinos quienes lograron salvar las milpas atacadas por ese gusano que se come el corazón de la mazorca o fueron muy golpeadas por las fuertes lluvias y granizo, así que, habrá maíz suficiente para el autoconsumo (el bajo precio del grano impide cosechas abundantes, solo siembra lo necesario).

Otra cosecha importante será la de semilla “pipianera”, explicó, esta pepita de calabaza ha resultado mucho más redituable que cualquier otra siembra, por su costo de producción muy bajo y su rendimiento, contra su precio de comercialización de hasta 50 pesos el kilo, aprovechándose las parcelas pequeñas, pues con tan solo dos hectáreas de este cultivo logran obtener hasta una tonelada de pepitas.

Auguró asimismo una buena temporada para los tomateros, tanto los de temporal como los de riego, también los jitomates de invernadero han logrado buena demanda y van extendiéndose cada vez más en el Valle de Luvianos, una de las tierras más fértiles de la región, indicó.