• MONITOR

Robos a Telesecundarias del sur siguen impunes


*Aumentan los robos de equipo durante vacaciones


Tejupilco, EdoMéx.- Resulta interminable la lista de robos a planteles escolares en la región sur del estado de México, decenas de escuelas han reportado en los últimos años perdidas de materiales y aparatos diversos, las más perjudicadas son la telesecundarias, y por consecuencia lógica los alumnos, cientos de jóvenes, quienes pierden así su principal vía de aprendizaje.

El asunto representa un problema muy serio en la región donde se ubican la mayor cantidad de telesecundarias, son casi 130, de éstas once están en Tejupilco; algunas tienen hasta 400 alumnos, quienes luego de cada robo enfrentan problemas para mantener su ritmo y nivel de aprendizaje; y aun cuando se ponga denuncia es muy complicado recuperar el equipo, pues rara vez dan con los delincuentes.

Lamentablemente las denuncias no prosperan, las investigaciones se estacan y si acaso se logra ubicar a los culpables, estos no reciben el castigo suficiente por sus atracos; si acaso los apresan es muy frustrante ver cuando a los pocos días, incluso horas, son liberados, porque el monto de los aparatos no es cuantioso, aunque el daño si resulta significativo, y afecta a decenas de personas, en este caso los estudiantes.

Hay escuelas donde se han reportado hasta tres robos; también se han llevado equipo de la supervisión; hace algunos años los ladrones se llevaron televisores y computadoras con importante información, pero no hay resultado con las denuncias, tampoco se cumple con el seguro de la SEP para reponerles el equipo, los profesores y padres de familia prefieren organizar una coleta y reponerlo lo mas pronto posible.

Las denuncias ante el Ministerio Público, actas y el papeleo interminable realizado por los directores de las telesecundarias es tiempo perdido, descuidan sus labor principal que es enseñar, restan clases y otras actividades educativas o familiares, mientras los alumnos como pueden consiguen materiales, textos o ven programas en su casa y pese a las deficiencias en su educación escolar, han reportado aprovechamiento y rendimiento escolar muy aceptable.

Los ladrones no dimensionan el perjuicio ocasionado a cientos de jóvenes, no hay pena suficiente para ellos, pues solo calculan monto de lo robado en valor comercial, pero no en el daño ocasionado, el cual podría hasta enmarcarse como daños a la Nación, pues no es un robo simple, afecta a toda la sociedad.